martes, 19 de junio de 2007

NOS ESTAMOS ACOSTUMBRANDO

Quizás esta entrada pueda parecer a algunos diferente de las anteriores, o que tiene que ver poco con la Masonería. No estoy de acuerdo. Como masón puedo repetir el verso de Terencio: Soy humano, nada de lo humano me es ajeno.
Hace unos años, palabras como "cayuco" o "patera" no nos decían absolutamente nada. Personalmente conocía los cayucos por un artículo de Elías Serra Ràfols sobre las navegaciones en la costa africana, pero poco más. Hoy las tenemos a diario, en todas partes, las hemos aprendido, pero no las hemos asimilado: ni a ellas ni al trágico fenómeno que representan. Por desgracia para nosotros, y para quienes vienen hacinados en esas cáscaras de nuez jugándose la vida, estas palabras se han convertido en sinónimo de muerte, esperanza y desesperación. Nos estamos acostumbrando, con demasiada facilidad, con demasiada normalidad, con demasiada indiferencia, a que nuestros hermanos (sí, nuestros Hermanos) que viven en la orilla de la miseria se jueguen la vida por venir tras un sueño, mueran en el intento o se topen con la cruda realidad del rechazo y la repatriación. El fenómeno es demasiado complejo, tiene demasiadas causas, consecuencias y ramificaciones como para tratarlo en una simple entrada de este Blog. Y no soy yo el más adecuado para hacerlo. Por eso sólo voy a proponer dos cosas para favorecer la reflexión:
La primera es recomendar la lectura de un magnífico artículo que encontré en una página realmente interesante y digna de ser tenida entre nuestros sitios favoritos: "Los refugiados existir, existen", en el Blog Compartiendo opiniones:
La segunda es transcribir un poema de Neruda, y que cada cual le saque el jugo que quiera:
EL MONTE Y EL RÍO

En mi patria hay un monte.
En mi patria hay un río.
Ven conmigo.

La noche al monte sube.
El hambre baja al río.
Ven conmigo.

¿Quiénes son los que sufren?
No sé, pero son míos.
Ven conmigo.

No sé, pero me llaman
y me dicen "sufrimos"
Ven conmigo.
Y me dicen: "tu pueblo,
tu pueblo desdichado,
entre el monte y el río,
con hambre y con dolores,
no quiere luchar solo,
te está esperando, amigo".

Oh tú, la que yo amo,
pequeña, grano rojo
de trigo,
será dura la lucha,
la vida será dura,
pero vendrás conmigo.

No hay comentarios:

¿CÓMO LLEGA A ESTE BLOG?

BIENVENIDOS

A L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:. , S:.F:.U:.

Como obrero de la Resp:. Logia Andamana nº 3, de la Gran Logia de Canarias doy una bienvenida especial a todos los HH:. que visitan este diario, sea cual sea su Obediencia, su Logia o su Rito: reciban un fuerte T:.A:.F:. Sé bienvenido igualmente tú, profano que te acercas al ámbito de la Masonería: mis respetos para tí y mis deseos de que tu visita a este Blog te depare algo positivo.